Alubias Blancas en CrockPot

En temporada de invierno, cuando el frio aprieta, que mejor que un buen plato de cuchara para calentar el cuerpo y el ánimo.

En esta ocasión os traemos una receta con alubias blancas, totalmente vegetariana y saludable. Un plato tradicional, fácil de preparar y muy rico y nutritivo.

Además esta es una de esas recetas perfectas para preparar el día antes, ya que con el paso de las horas se acentúan los sabores y de un día para otro las alubias estarán incluso más ricas.

Alubias Blancas en CrockPot

Plato: Baja, De 6 a 7 horas, España, Legumbres, Plato principalDificultad: Baja
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

6

horas 
Tiempo de remojo

480

minutos

Ingredientes

  • 500 gramos de alubias blancas

  • 1 tomate maduro

  • 1 cebolla

  • 1 pimiento

  • 1/4 de pimiento rojo

  • 2 cucharas soperas de aceite de oliva Virgen Extra

  • 1 vasito de vino blanco (opcional)

  • 1 hoja de laurel

  • Sal al gusto

  • Pimienta al gusto

  • Agua

Instrucciones

  • Previo al cocinado
  • Poner en remojo las alubias por un tiempo mínimo de 8 horas
  • En la CrockPot
  • Se echan las alubias en la crockpot y se cubren con agua de forma que quede sumergidas con un dedo de agua por arriba
  • Se pican todas las verduras en trocitos pequeños y se incorporan a la olla lenta.
  • Se añade el aceite, el vino blanco, el laurel, la sal y la pimienta recién molida.
  • Cocinamos durante 6 horas en baja
  • Comprobamos si las alubias están hechas. Si todavía están duras las dejamos el tiempo necesario hasta que queden blanditas.

Vídeo de la receta

Notas

  • Al cocinar legumbres en slow cooker es conveniente dar un hervor previo de unos 10 minutos para eliminar las toxinas fitohemaglutininas o PHA.
  • Los tiempos de remojo y cocción son aproximados y depende mucho de la variedad de la alubia.
  • Si prefieres una receta menos vegana puedes añadir chorizo, morcilla o tocino a la receta.
  • Si las alubias te quedan con mucho líquido un truco para espesar el caldo es sacar algunas alubias, triturarlas hasta hacer una pasta y añadir luego al caldo removiendo despacio para no romper las alubias. De esta forma quedará más espeso.