Callos a la madrileña en CrockPot

Otro clásico de la cocina tradicional española, en este caso en concreto de Madrid, donde son un plato típico que encontrarás en cualquier restaurante de la ciudad.

Son un poco complejos de elaborar y llevan bastante tiempo pero es un plato que, si te queda bien, seguro que lo repites.

Receta de callos a la madrileña en olla lenta

Plato: Alta, Cerdo, España, Mas de 10 horas, Plato principal, Vacuno
Raciones

6

raciones
Tiempo de preparación

45

minutos
Tiempo de cocinado

11

horas 

Ingredientes

  • 1 kg de callos de ternera limpios y troceados

  • 100 ml de vinagre para limpiar los callos

  • 500 g de morro de vaca

  • 500 g de pata de vaca

  • 2 chorizos curados

  • 2 morcillas curadas

  • 1 punta de jamón

  • 1 cebolla

  • 6 clavos de olor

  • Media cabeza de ajos

  • 1 cucharada de pimentón picante

  • 1 cucharada de harina

  • Aceite de oliva virgen extra

  • 750 ml de agua

  • Sal y pimienta negra recién molida

Instrucciones

  • Prepara una olla con abundante agua. Cuando el agua empiece a hervir, echa con cuidado los callos, la pata y el morro troceados y deja que se blanqueen durante 15 minutos a fuego vivo.
  • Escurre, deshecha el agua y pasa las carnes por agua corriente durante varios minutos. Los callos, la pata y el morro deben quedar bien limpios.
  • En la olla lenta
  • Coloca callos, pata y morro en la olla y añade la morcilla, el chorizo y la punta del jamón. Pela la cebolla y pínchala con los clavos.
  • Parte la cabeza de ajos por la mitad con un corte longitudinal.
  • Coloca la cebolla y la cabeza de ajo cortada en la olla.
  • Incorpora el agua en la olla y programa el cocinado durante 10 horas en BAJA o hasta que los callos estén tiernos.
  • Saca la cebolla, quita y desecha los clavos y reserva.
  • Saca la pulpa de la cabeza de ajos y resérvala.
  • Tritura la cebolla troceada y la pulpa de ajo con un poco de caldo de cocción en una batidora y reserva el puré resultante.
  • En una sartén
  • Pon un poco de aceite de oliva en una sartén al fuego. Cuando el aceite esté muy caliente, añade la harina y remueve durante 3 minutos. Incorpora el pimentón, remueve y retira del fuego de inmediato. Añade el puré de cebolla y ajo y mezclalo todo.
  • En la olla lenta
  • Retira de la olla todos los huesos que hayan podido quedar. Desecha el jamón que estará excesivamente seco.
  • Desgrasa superficialmente los callos hasta que queden en el punto de grasa que te guste.
  • Añade el sofrito a los callos y remueve la olla hasta que se mezcle.
  • Cocina una hora más en ALTA.
  • Deja reposar un día antes de consumir para que los sabores se asienten.
  • Antes de servir, calienta, prueba, y rectifica de sal y pimentón si es necesario; trocea los chorizos y las morcillas y servir.